Quimera: Antología de una vida salvaje.
Solo dios salva

The Kids Are Right es un sello que nace para el desarrollo, la experimentación y la investigación a través de la imagen. Seducidos por las relaciones humanas y su entorno, el colectivo centra sus esfuerzos en la búsqueda de nuevos códigos narrativos a través de la redefinición de la estética documental. The Kids Are Right deriva de la mirada y las reflexiones de fotógrafos, diseñadores y cineastas.

Borja Larrondo Solo dios salva

Asturias Borja LarrondoCañada Realthe kids are right
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
Solo dios salva
The Kids Are Right Asturias. Spain

Year: 2021
Editing: The Kids Are Right
Design: Aitor Baigorri
Prepress: La Troupe
Printing: Estudio Durero
Pages: 52
Size: 230MM x 314MM
Paper: Exterior. Estuche de acetato impreso. Interior Impreso a 4/4 sobre Symbol Freelife Gloss de 200gr.
Edition: Edición limitada de artista 100 Ejemplares.
ISBN: 978-84-09-32044-8

40,00

Añadir al carrito

La sensación de un paso fronterizo. Una ciudad que se abre. Una vía eterna y vasta. (Yo) Forastero. Testigo parcial y transitorio. Atracción.
La luz, el calor y el polvo. Un hogar. El color.
Chatarra, cigarrillos y tatuajes.
Más chatarra, más cigarrillos y más tatuajes. Amor de Madre.
Crianza, inocencia, risas, adolescencia. Calle. Mucha calle.
El olvido y el abandono. Un derribo, otro. Frustración e ira. Un desalojo, otro.
Una familia.
El paso de la historia, un archivo doméstico. La dependencia del grupo.
La belleza y el miedo, la rabia. Una imagen perpetua. La conquista de la autoestima.
Dignidad. Un icono cultural.
Sus últimos días. El día a día. El día de marcharse. La Cañada Real.
Solo Dios Salva.

El proyecto “Solo Dios Salva” del fotógrafo Borja Larrondo, narra el devenir de los últimos días de la familia Gabarre-Mendoza en la Cañada Real.
Situaciones de vida diaria de quienes habitan La Cañada. El documentalista, como si de un fotógrafo local se tratase, es testigo de sus miedos, presión e ira ante el derribo de la que ha sido su casa familiar. Su mirada humanista, nos deja una obra cargada de imágenes que proporcionan un sentimiento de energía vital y color.
Con un estilo crudo y directo, la exposición muestra un retrato cotidiano y vibrante.
Haciendo gala de los usos de la cultura popular contemporánea, convierte en icono, la resistencia y coraje de los protagonistas que tienden a formar parte de un imaginario colectivo severamente estigmatizado.